Foto de Calella y LLafranch


calas del Empordà

Cargado originalmente por blogova

Calella y Llafranch desde el Far el día después de la tradicional cantada de Havaneres.

Límites al Empordà

Límites al Empordà

 Aunque el artículo tiene dos años, es interesante desde el punto de vista de si realmente se siguen las pautas (hoja de ruta). La perspectiva siempre es un aliciente para la opinión.

 

El Plan Territorial opta por un desarrollo ordenado y frena las urbanizaciones de segunda residencia

 

El plan considera el paisaje del Empordà como un patrimonio cultural y un activo económico que es necesario proteger

La Vanguardia – ANTONI F. SANDOVAL – 05/05/2005


El futuro de las comarcas del Alt y el Baix Empordà ya tiene hoja de ruta. Proteger el entorno, evitar la dispersión urbana y reforzar las principales ciudades como grandes centros de servicio para garantizar el bienestar de la población, proteger el paisaje, así como promover la racionalización de la red viaria, son las líneas básicas del plan territorial del Empordà, cuyo borrador presentó ayer la Conselleria de Política Territorial de la Generalitat. La limitación de las nuevas tramas urbanas de segunda residencia que contempla el plan territorial del Empordà permitirá frenar el crecimiento urbanístico que se había comenzado a generar ya en la segunda línea de mar de estas comarcas.

El plan, que considera aspectos físicos estrictos de la ordenación urbana pero también otros propios de la aplicación de planes estratégicos de desarrollo, nace con la intención de garantizar que el territorio del Alt y el Baix Empordà funcione y pueda mantener su desarrollo, aunque asegurándose de que lo hace de la manera más eficaz y sostenible posible.

Lo aseguró, durante su presentación, el conseller de Política Territorial i Obres Públiques, Joaquim Nadal, cuando dijo que los crecimientos urbanísticos deben establecerse de manera proporcionada a cada uno de los municipios. Nadal señaló que es bueno que pueblos de cien, doscientos o trescientos habitantes también puedan crecer, “para que se puedan quedar a vivir en él los hijos de sus vecinos”, pero también aseguró que si a un pueblo de estas características “se le pone al lado una gran urbanización con 500 casas, está muerto”.

Para regular este crecimiento, el plan, que se centra en tres sistemas básicos de estructura y funcionalidad del territorio como son los asentamientos urbanos, los espacios abiertos y las infraestructuras de movilidad, presenta propuestas de desarrollo diferenciadas para las diferentes zonas y ciudades de estas comarcas. Es decir, que mientras por un lado se potencian determinados crecimientos, por otro se regulan y se limitan.

Así, se orientan los crecimientos urbanísticos hacia las ciudades con mayor capacidad de absorción. De esta manera se generará un modelo más compacto y que refuerce la red urbana del territorio. Con ello se facilitará la aplicación de políticas de vivienda más eficaces a la vez que se propiciara la convivencia de las actividades económicas y la vivienda, lo que reducirá la movilidad obligada y facilitará el transporte público. El plan fija dos claros polos de posible crecimiento urbanístico, uno en la zona de Figueres-Vilafant y otro en el entorno de Palafrugell-Montràs, mientras que un tercero, que se sitúa en La Bisbal, se consideraría opcional y dependiente de la voluntad municipal de querer potenciar el crecimiento urbanístico de la zona.

En los ya muy densos núcleos de la costa -como son Llançà, Port de la Selva, Cadaqués, Roses, l´Escala, l´Estartit, Calella de Palafrugell, Palamós, Platja d´Aro o Sant Feliu de Guíxols-, el plan solamente prevé establecer estrategias de reforma interior y mejora urbana, mientras que fija estrategias de crecimiento moderado en municipios de la franja prelitoral e interior, como es el caso de Santa Cristina d´Aro, Calonge, Begur, Regencós, Pals, Verges, Torroella de Montgrí, Corçà, Sant Pere Pescador, Castelló d´Empúries o Peralada, entre otros.

El anteproyecto limita las opciones de nuevas tramas urbanas de segunda residencia de la misma manera que no permitirá la implantación de nuevas viviendas en localizaciones aisladas. El plan apoya la reutilización como segunda residencia de las viviendas vacías que hay en muchos núcleos pequeños. Por otra parte, el plan promueve la implantación de nuevas áreas de actividad económica de interés supramunicipal, que pongan freno a la actual tendencia de creación de polígonos industriales en cada municipio, a la vez que apuesta por diversificar la actividad económica para que no dependa tanto del binomio turismo-producción inmobiliaria.

En el capítulo dedicado a los espacios abiertos, destaca el interés del plan por la protección del paisaje como “patrimonio cultural y activo económico”, junto a la voluntad del proyecto de preservar las áreas de gran valor agrícola que existen, como en la plana central del Baix Empordà o en las zonas de Palau Saverdera/Espolla/Mollet, Peralada/Capmany o Viladamat/Vilasacra en el Alt Empordà, así como los espacios naturales, garantizando la conexión ecológica entre todos ellos.

Por último, el plan territorial trata las infraestructuras de movilidad, que se dibujan en forma de espina de pez que atraviesa el territorio de norte a sur y comunica la costa con el interior, como elementos básicos de la ordenación del territorio desde una perspectiva funcional y geográfica distinguiendo entre autopistas y autovías y vías primarias, secundarias, suburbanas e integradas.

El proyecto se somete ahora a consulta pública durante cuatro meses para que los ayuntamientos afectados y la sociedad civil puedan hacer sus aportaciones. Luego empezará el trámite legal hasta llegar a la aprobación final, que el Govern prevé que pueda ser este mismo año.

Bienvenidos!

Se crea este sítio para dar a conocer -un poco más- a todo el mundo lo que es y lo que representa la comarca del Baix Empordà.

Se ha hablado, escrito, fotografiado, pintado, digitalizado tanto sobre este lugar que la información es inacabable. Intentaremos hacernos un hueco usando la originalidad; y también los enlaces con todos los que quieran participar.