Los colores del otoño

madremanya

En el Empordà el otoño es la estación del año más rica, cromáticamente hablando. Los paisajes ya de por si bellos toman, gracias a una puestas de sol interminables, toda la gama de colores y sus matices. Desde cualquier punto de la zona pero especialmente si estas en un lugar algo elevado , te puedes recrear la vista durante horas. Si además hace algo de frio este se reflejará también en el paisaje (brumas a ras de suelo, humo de las chimeneas…). Desde el atardecer a la puesta total del sol el espectaculo puede durar unas dos horas en las que tranquilamente sentado en alguna muralla, cerca de una iglesia románica o en una roca en alguna cala en esta época solitaria o en una casa confortable con grandes ventanales o trabajando al aire libre, sea como fuere, no podrás dejar de fijarte y pensar y mirar el espectáculo y tener ganas de fotografiar lo que ves. El color predominante es el ocre y el amarillo pajizo de las hojas caidas y el verde de los arboles con hoja perenne. El gris azulado en el horizonte y decenas de matices en el cielo, dependiendo de las nubes que quieran acompañar el espectáculo. Las mejores nubes creando paletas de colores son los cirros y cirrostratos, los cumulos también si dejan ver el sol. También se agradece un poco de lluvia caida de no se sabe donde -el sol brilla- entonces ademas de color tenemos olores a campo a suelo mojado y a rastrojo quemado y húmedo. Una sinfonia el otoño.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *